Neva a la platja.

by dimanche et bien

Hi ha diumenges que són calmats. En els que una està a Lleida i l’altra a Barcelona. En els que el temps no ajuda a sortir ni a mobilitz-arse. A vegades no podem evitar que un diumenge sigui pròpiament com sempre els hem conegut.

Però no lluitarem contra això, ens ficarem Pink Floyd, ens estirarem, descansarem i potser ells seràn la causa de meditacions massa introespectives/trascendentals. Hi ha dies de tot. I si tot això és en clau positiva cap problema.

Avui us invitem a escoltar Pink Floyd, a cobrir-vos de mantes i llegir Ángel González.

Hay domingos que son calmados. En los que una está en Lleida y la otra en Barcelona. En los que el tiempo no ayuda a salir ni a mobilizarse. A veces no podemos evitar que un domingo sea propiamente como los que siempre habíamos conocido.

Pero no lucharemos contra esto. Nos pondremos Pink Floyd, nos estiraremos, descansaremos y puede que sean ellos los culpables de las meditaciones demasiado introespectivas/trascendentales que tendremos. Hay días de todo. Y si todo esto es en positivo ningún problema.

Hoy os invitamos a escuchar Pink Floyd , a cubriros de mantas y leer Ángel González.

“Quisiera estar en otra parte,

mejor en otra piel, 

y averiguar si desde allí la vida,

por las ventanas de otros ojos,

se ve así de grotesca algunas tardes.

Me gustaría mucho conocer

el efecto abrasivo del tiempo en otras vísceras,

comprobar si el pasado

impregna los tejidos del mismo zumo acre,

si todos los recuerdos en todas las memorias

desprenden este olor

a fruta madura mustia y a jazmín podrido.

Desaría mirarme

con las pupilas duras de aquel que más me odia,

para que así el desprecio

destruya los despojos

de todo lo que nunca enterrará el olvido.”

Otras veces – Ángel González

Advertisements